¿Conoces a tu público objetivo?

19.02.2018

Una vez que has definido tus puntos a alcanzar (objetivos), llega el momento de identificar las características de tu audiencia. Hacerlo es de vital importancia, ya que ello te permitirá saber a quién te diriges con tus comunicaciones, y, por ende, podrás seleccionar mejor los contenidos que vas a publicar, pensando en satisfacer un perfil de lector en concreto.

Ten en cuenta que en el proceso de compra intervienen diferentes partes: el decisor (quien decide qué comprar), el influyente (quien influye en la decisión de compra), el comprador (quien paga el precio) y el usuario (quien usa el producto). Hay productos en los que estos 4 personajes confluyen en una sola persona, por ejemplo cuando la persona compra una bebida para el almuerzo. Sin embargo, hay productos donde cada parte está representada por una persona distinta, por ejemplo en la compra de pañales: el decisor, probablemente sea la madre del bebé, un influyente puede ser el pediatra, el comprador podría ser el papá del bebé y el usuario el bebé. Por lo que en estos casos debes definir a quién/es vas a destinar tus comunicaciones, para poder concentrarte en el/los.

Una vez identificada tu audiencia objetivo, debes caracterizarla para que asegurarte que la información que compartes en las redes sociales le generará valor agregado (por ejemplo información útil, atención al cliente, entretenimiento, etc.), y que te ira posicionando en la mente de este público para que te elija al momento de comprar. A continuación verás una lista de los datos que te ayudarán a caracterizar a tu audiencia objetivo:

  • Sexo
  • Edad
  • Nivel de estudios
  • Posición en el hogar
  • Ingresos 
  • Estilo de vida
  • Sistema de valores
  • Estilo de consumo: cuando, qué y cuánto compra.